Madre de Dios

MADRE DE DIOS

De talla anónima, se trata de una imagen de vestir, una dolorosa de finas y delicadas facciones, reformada en diferentes ocasiones a lo largo de su historia. Puede datarse durante la segunda mitad del siglo XVI. Se trata de la primitiva imagen mariana de esta Archicofradía, la conocida como Madre de Dios, titular de la Cofradía de su nombre, así como de la desaparecida ermita y el hospital de la Madre de Dios y Jesús de la Columna. A finales del siglo XVIII ya era venerada popularmente como Nuestra Señora de los Dolores. En 1801 se funda en el seno de la Cofradía una sección de servitas para mayor gloria de la Virgen (en 1820 se menciona en los archivos como “hermandad de señoras”). Ésta sección le dio culto a la Virgen hasta la década de los ochenta del siglo XIX, fecha en la que desaparece la sección.

En los primeros años, la Virgen salía en procesión el Martes Santo junto a Jesús de la Columna, Jesús del Mayor Dolor o Caído y San Pedro. También se constata su procesión por la Cofradía el Viernes de Dolores en el siglo XIX, y su salida procesional el Viernes Santo de 1911 y 1912, a causa de la restauración de la Virgen de la Soledad.

La Virgen permaneció en su ermita de la Columna en la que se le dio culto hasta los últimos años de la década de los veinte del siglo XX, fecha en la que, debido al mal estado del templo, se traslada al domicilio particular de su camarera, Dª Esperanza Ramilo Aguilar.

En 1930 el obispado de Málaga concedió a la Cofradía de la Humildad licencia para el cuidado y culto de la Virgen, que no se procesionaba desde 1912. Dicho documento indica que se salva la propiedad de la imagen, aunque a partir de esa fecha la Cofradía de la Humildad procesionaría la Virgen junto a todos los enseres de su ajuar.