SANTÍSIMO CRISTO DEL MAYOR DOLOR

Se trata de una talla anónima, documentada en el siglo XVIII, que representa a Cristo en el momento de recoger sus vestiduras, de rodillas en el suelo, desnudo y azotado. Su rostro desconsolado se dirige hacia quien lo contempla provocando compasión. La factura de la anatomía es de gran calidad, aunque la imagen no se encuentra en buen estado de conservación. Es además, y según estudios publicados, una imagen insólita en la iconografía pasionista andaluza.

Conocido popularmente como Jesús “Caído”, la imagen formaba parte del primer ciclo iconográfico de la Archicofradía, y se procesionaba el Martes Santo junto a Jesús de la Columna, San Pedro y Ntra. Sra. Madre de Dios. Sin embargo, en la década de 1930 dejó de hacerlo, y además y ante las malas condiciones de la ermita de la Columna (donde se le daba culto), fue trasladado al domicilio particular de su camarera.

El domingo 22 de mayo de 2005 se volvió a ubicar a Jesús Caído en un templo después de 75 años que estuviera en casa de su camarera, donde fue cuidado con todo su cariño.

En 2012 se sometió a la imagen a una restauración en la Oficina Municipal de Patrimonio de Archidona por Cristina Muñoz. El trabajo ha sido laborioso, ya que en algunos sitios la imagen contaba con 8 capas de repintes. Después de la eliminación de todos los repintes se ha realizado el consolidado y reforzado las maderas. Más tarde la reintegración y el barnizado final. La restauración de esta imagen se hizo hecho dentro de la celebración de los 25 años de la recuperación de la salida procesional de Jesús de la Columna.

Traslado procesional extraordinario del Santísimo Cristo del Mayor Dolor.

VOLVIENDO LA VISTA A AQUELLOS MARTES SANTOS DE BLANCO Y NEGRO.

El 20 de octubre pasado vivimos un momento exclusivo y memorable en el seno de nuestra Archicofradía: Stmo. Cristo del Mayor Dolor, popularmente conocido como Jesús Caído, procesionaba por las calles de Archidona después de 81 años sin hacerlo, desde aquel lejano martes 31 de marzo de 1931, Martes Santo. Como es sabido, el motivo de esta salida era cerrar el ciclo de actos conmemorativos de los 25 años de la recuperación de la procesión del Martes Santo con Ntro. Padre Jesús de la Columna, organizados por la Sección de la Columna a lo largo del año cofrade de 2012. Y es que la imagen de Jesús de la Columna, al igual que la del Cristo del Mayor Dolor, también dejó de realizar el desfile procesional en 1931, volviendo a salir el Martes Santo, 14 de abril de 1987, gracias a la iniciativa de un grupo de entusiastas cofrades que pusieron en marcha este afortunado proyecto.

Dos hechos invitaron a realizar este traslado procesional: por un lado, concluir con este evento la celebración en nuestra ciudad del V encuentro de Hermandades y Cofradías del Segundo Misterio entre el 19 y 21 de octubre, organizado por la Sección de la Columna de esta Archicofradía. Y, fundamentalmente, realizar un traslado solemne de la venerable imagen desde la iglesia de la Victoria hasta la parroquia de Santa Ana, tras su reciente restauración por el Instituto de Patrimonio de Archidona.

La Sección de la Columna se encargó de la organización de este solemne traslado y para ello se prepararon unas andas de madera, realizadas por el albacea, D. David Aranda Córdoba, de forma similar al trono de carrete típico de la Semana Santa archidonesa de otros tiempos, quedando la imagen elevada sobre una sencilla peana de madera, alumbrado por tulipas y los 4 antiguos candelabros de plata del trono de Jesús de la Columna. El adorno florar fue de dos centros de claveles rojos en la parte anterior y posterior. La forma de portar las andas también fue original, pues se pretendió emular las antiguas procesiones, utilizando para ello 20 horquilleros (en lugar de 12) y no utilizando bancada para depositar el trono en el suelo. En su lugar, se recuperaron las antiguas horquillas, como era costumbre que se portaran nuestros tronos, como por ejemplo el antiguo trono de la Virgen de la Soledad, y aunque no se cargó a correón, sino a hombro, el resultado cumplió con creces las expectativas.

Otra peculiaridad es que la imagen no se ubicó en las andas de frente, como podemos observar en fotos de los años Veinte, sino que se colocó de lado, a modo del Señor del Mayor Dolor de la vecina Antequera. El traslado procesional, que se inició a las 20:45 horas, se completó con un numeroso cortejo integrado por un grupo de hermanos y devotos que alumbraron al Sagrado Titular, seguido del guión de la  Archicofradía, los Hermanos Mayores de las Cofradías de pasión de Archidona, y la presidencia, formada por el Hermano Mayor, José Vicente Astorga Miranda; el Teniente Delegado de la Sección de la Columna, Juan Antonio Lara Medina; el Párroco, D. Francisco Javier Velasco del Pozo y el Delegado de Cofradías y Hermandades del Obispado de Málaga, D. Francisco Aranda Otero. Como magnífico acompañamiento musical, se contó con la joven Agrupación Musical Nuestra Señora de Gracia de Archidona.

El traslado procesional partió desde calle Carrera para subir por General Alcántara y Don Carlos hasta alcanzar la plaza de la Iglesia de Santa Ana, recorrido en el contó con un numeroso público, concluyendo finalmente sobre las 22:45 h., siendo ubicada la imagen al culto en la iglesia parroquial en una capilla del lateral derecho. Un recuerdo para la historia de nuestra Hermandad y nuestra Semana Santa, que nos permitió a los archidoneses remontarnos a las procesiones de los años Veinte o Treinta, volver a ver en a esta venerable imagen en un trono, y asomar la vista atrás para contemplar aquellas jornadas de Pasión en blanco y negro.